Ruben Espinosa

El silencio no es opción


El pasado 31 de julio de 2015, 4 mujeres y un hombre (una activista y un fotoperiodista entre ellos) fueron torturados (las mujeres fueron violadas), y asesinados con tiro de gracia en un departamento de la colonia Narvarte de la ciudad de México. La hipótesis popular (un secreto a voces) es que el presunto culpable y autor intelectual de este crimen es el gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte. De ser así, este evento marca un hito en la violencia de género y contra la libertad de expresión, dado que hasta ese día esta ciudad era considerada como un refugio seguro para activistas y periodistas acosados y amenazados por instancias gubernamentales corruptas y grupos criminales. En este atroz crimen, las víctimas pertenecían a sectores vulnerables de la sociedad: mujeres, periodistas, activistas, migrantes, trabajadoras domésticas y trabajadoras sexuales. La masacre de Narvarte es entonces una ofensiva política-policiaca-militar que busca silenciar, amedrentar, desarticular e inhibir a diversos movimientos sociales mediante el miedo y el horror: nadie está seguro en ninguna parte.

En México la libertad de expresión es una actividad de alto riesgo: hablar, escribir e incluso fotografiar la violencia y la corrupción, se paga con la vida. Esta imagen, por un lado intenta denunciar la represión política y la censura contra la libertad de expresión en México, condenar la censura y la violencia, y finalmente servir como memoria gráfica de los acontecimientos del país. Este cartel es parte de Imágenes en Voz Alta, un banco de imágenes gratuitas y libres de derechos, que pueden ser compartidas libremente en redes sociales y medios electrónicos o impresos, así como ser descargadas en formato de alta calidad para imprimirse, distribuirse y usarse en manifestaciones individuales o colectivas.

El silencio no es opción


No Comments

Cancel